Esta habilidad es la que hace la diferencia entre una persona exitosa y una persona promedio. Entender que uno se convierte en lo que piensa la mayor parte del tiempo es algo que debe de llevar un ingrediente muy importante: la píldora de nunca darse por vencido. Este ingrediente es el que hizo que Thomas Alva Edison, el considerado mayor inventor de todos los tiempos con más de mil patentes, lograra sus metas. Él tenía un principio muy sencillo: no darme por vencido hasta que logre mis objetivos. Cuando el señor Napoleón Hill entrevistó a Thomas Alva Edison. Después de que logró hacer funcionar la bombilla eléctrica, le pregunto ¿qué estarías haciendo si todavía no hubieras logrado tu objetivo de hacer funcionar la bombilla eléctrica? “No estaría perdiendo mi tiempo contigo”, le respondió. Su fórmula infalible le llevo a lograr cosas imposibles para la mayoría de la gente, pues la mayoría, después de dos o tres tropiezos se dan por vencidos. El Sr. Edison fue todo lo contrario, porque hizo 10,000 experimentos antes de lograr hacer que funcionara la bombilla. ¿Qué crees que el Universo o la Inteligencia Infinita sabía mientras Edison seguía trabajando durante día y noche? Sabía, por supuesto, que Edison lo iba a lograr. Las grandes cosas y empresas requieren de gran esfuerzo. Si quieres tener éxito financiero, tienes que comprender que nunca tienes que darte por vencido. Haz lo que tengas que hacer, no importándote si tengas ganas, o no, ni como esté el clima¨. Eso es la clave. Esto se llama Disciplina. Aun cuando tengas condiciones, en tu contra que en el caso de Edison eran muchas: sordo, retrasado mental, fue solo tres meses a la escuela, etc… No obstante, logró prosperar a los más grandes niveles. Su capacidad de discernir lo que la gente a su alrededor le decía, combinada con la voluntad de nunca darse por vencido le ayudaron a ser también el fundador de la empresa General Electric, que en este momento es la empresa más grande del mundo. El carácter de nunca darte por vencido te transformará en un ganador, no importando las circunstancias actuales.

 Otro ejemplo es del creador de Facebook y ahora empresario, billonario. Mark Zuckerberg, Mark era considerado por sus amigos un niño rebelde, muy introvertido además de obstinado. Nota que la mayoría de los Millonari@s somos similares en estos tres aspectos. Su capacidad de nunca darse por vencido lo convirtió a la edad de 25 años en el billonario más joven, según Forbes. Mark sabía que sería billonario, lograrlo con Facebook era cuestión de tiempo. Esperaba en su empresa millones de usuarios, no dormía, no comía, soñaba despierto con su proyecto y jamás se daba ni se da vencido.

Si quieres mas sobre como tener hábitos de un empresario de alto rendimiento da click aqui.(LIBRO CIENCIA PARA LOGRAS TUS METAS)